Prueba 2 semanas desde 9,90€ (Aviso COVID: seguimos cocinando para vosotros) EMPEZAR
Seleccionar página

 

Hoy os traemos un tema muy común e interesante al mismo tiempo, seguro que muchos habréis sufrido alguna vez a estos pequeños y molestos parásitos, las pulgas y las garrapatas. Pero es que además de molestos y desagradables pueden transmitir diversas enfermedades. En el post de hoy os hablaremos de las más reseñables ¿Preparados? ¡Empezamos!

GARRAPATAS

También denominados, ixódidos, más técnicamente hablando. Son unos parásitos de la familia de los ácaros, pero a diferencia de ellos, las garrapatas son macroscópicas, por lo que las podemos ver a simple vista.

 

 

¿Qué son?

Son ectoparásitos hematófagos, es decir, que parasitan el exterior del animal y se alimentan de su sangre. Además, son vectores de enfermedades (otros parásitos, virus, bacterias, etc).

 

Ciclo biológico de las garrapatas

  • Sobre el perro se alimentan las formas adultas.
  • Las hembras cuando están a punto de poner los huevos caen al suelo. Allí ponen los huevos, que pasan a larvas.
  • Estas larvas se alimentan de mamíferos pequeños, como conejos, ratones… puesto que la piel del perro es demasiado gruesa para ellas.
  • Luego las larvas mudan a ninfa y algunas sí que se alimentan sobre el perro u otros hospedadores.
  • Cuando son adultas esperan en la vegetación a que pase un perro/gato y engancharse en su pelo y finalmente en la piel.

*Curiosidad*: Las garrapatas cuentan con un sistema de termodetección. Detectan la temperatura corporal del individuo y se enganchan en él a su paso.

 

¿Qué enfermedades pueden transmitir las garrapatas?

Además de producir anemia en casos de infestación abundante y reacciones inflamatorias en el punto de alimentación, algunas enfermedades a destacar son:

  Ehrlichia canis: es una bacteria que produce la ehrlichiosis. Esta bacteria ataca y se multiplica en los glóbulos blancos (células de defensa) de los perros. Produciendo alteraciones en el sistema inmune y en otras células de la sangre.

  Babesia canis: es un parásito protozoo que invade los glóbulos rojos de los perros destruyéndolos. Produciendo desde anemia, fiebre, ictericia, decaimiento, anorexia, pérdida de peso, hasta trastornos locomotores.

  Anaplasma: existen varias bacterias de este género, las cuales se introducen también en el interior de las células sanguíneas de los perros, produciéndoles alteraciones similares a las nombradas anteriormente.

 

¿Dónde se encuentran?

Estos parásitos abundan en épocas calurosas (primavera, verano, otoño), aunque en algunas zonas rurales también pueden encontrarse en invierno. Por lo que tendremos que tener cuidado todo el año, especialmente si nuestros perros visitan mucho el campo.

Generalmente prefieren alimentarse en zonas del perro provistas de menor pelo como las ingles, axilas, orejas, cabeza… aunque pueden estar en cualquier zona. Otra localización común es en los pulpejos de las almohadillas plantares o entre los dedos.

 

¿Cómo eliminar las garrapatas enganchadas?

  • Manualmente: Es recomendable quitar las garrapatas enganchadas. Para quitarlas podemos utilizar unas pinzas. Hay que tener especial cuidado en eliminarla por completo y hacerlo con suavidad. Si apretamos mucho podemos romperla y dejar su aparato bucal dentro de la piel del perro.

Es probable que al quitarla quede una reacción inflamatoria local y se forme una pequeña lesión costrosa que podemos desinfectar con algún antiséptico común como clorhexidina. Otras veces puede formarse un absceso de pus, en cuyo caso lo recomendable es acudir a nuestro veterinario.

 

  • Antiparasitarios externos: Si no te atreves a quitar la garrapata, otra opción son los antiparasitarios externos.

Los cuales debería haber llevado nuestro perro idealmente durante todo el año. Pero si aun así no ha sido suficiente y se nos ha enganchado uno de estos parásitos, podemos reforzar con una pipeta o pastilla antiparasitaria que elimine las garrapatas en pocas horas.

Existen en el mercado gran variedad de estos antiparasitarios, para elegir el más adecuado para tu perro lo mejor es preguntar a tu veterinario de confianza.

–  Pipetas

–  Collares

–  Champús

–  Comprimidos orales

–  Sprays pulverizadores

–  Sustancias repelentes naturales como: aceite del árbol del té, aceite de neem, aceite de andiroba, etc.

 

PULGAS

Pertenecientes al orden Siphonaptera, son también ectoparásitos hematófagos de muy pequeño tamaño.

 

Ciclo biológico de las pulgas

La pulga pone huevos por todas partes, pasa más tiempo en el entorno que en el individuo hospedador. Al alimentarse de sangre, la digiere y la elimina con las deyecciones, por lo que no será raro ver sus heces marrón-rojizo en la piel y pelo de nuestro perro.

 

 

¿Qué enfermedades pueden transmitir las pulgas?

  Dypilidium caninum: es un parásito cestodo transmitido por la ingestión de pulgas. Estas producen molestias y picores. El perro se rasca con la boca y se traga la pulga con las formas infectantes del parásito cestodo en su interior. En el intestino del perro este parásito se desarrolla (en su forma adulta tiene forma de “gusano”), se fija en la mucosa intestinal produciendo síntomas digestivos leves o graves en función de la carga parasitaria.

  Infecciones bacterianas: Cuando el perro o gato se rasca se lesiona la piel y las heces las introduce dentro en lesión y herida. Produciendo una infección bacteriana, más comúnmente producida por bacterias del género Rickettsia

  Dermatitis alérgica a la picadura de pulga (DAPP)

  • Hay perros que son hipersensibles a la saliva de la pulga y desarrollan una reacción alérgica inmediata o retardada frente a un alérgeno de la saliva de la pulga.
  • Prurito intenso.
  • Aparición comúnmente en región lumbosacra o zonas donde no lleguen a rascarse.

  Lesiones cutáneas

  • Habones por la picadura parásito
  • Alopecia, enrojecimiento, descamación, infecciones bacterianas (pápulas, pústulas, costras), dermatitis…

 

¿Dónde se encuentran?

Al igual que las garrapatas, las pulgas abundan en épocas calurosas (primavera, verano, otoño), aunque en algunas zonas rurales también pueden encontrarse en invierno. Por lo que tendremos que tener cuidado todo el año, especialmente si nuestros perros visitan mucho el campo.

Generalmente prefieren alimentarse en zonas del perro provistas de menor pelo como las ingles, axilas, orejas, cabeza… aunque pueden pasearse por cualquier zona.

 

¿Cómo eliminar las pulgas?

  • Antiparasitarios externos: Debido a su pequeño tamaño y a su gran capacidad de salto, es casi imposible quitar las pulgas manualmente por ello debemos recurrir directamente a productos antiparasitarios.

Al igual que comentábamos anteriormente lo ideal es que nuestro perro vaya protegido frente a estos parásitos durante todo el año, pero si aun así no ha sido suficiente y ha traído visitantes a casa podemos elegir entre:

    –  Baño con champú antiparasitario.

    –  Pipetas

    –  Collares

    –  Comprimidos orales

    –  Sprays pulverizadores

    –  Sustancias repelentes naturales como: aceite del árbol del té, aceite de neem, aceite de andiroba, etc.

Existen en el mercado gran variedad de estos antiparasitarios, para elegir el más adecuado para tu perro lo mejor es preguntar a tu veterinario de confianza.

  • Limpieza ambiental

Como os contábamos cuando hablábamos del ciclo biológico de las pulgas, estas pasan más tiempo en el entorno que alimentándose, y ponen gran cantidad de huevos que permanecen mucho tiempo en el ambiente antes de eclosionar, por ello, es super importante la limpieza y desinfestación para evitar reinfestaciones en los perros.

  1. Uso de aspirador en toda la casa.
  2. Lavar sábanas, mantas, etc
  3. Uso de Fogger: Es la mejor solución para desinfestar la casa. Lo único es que hay que respetar una serie de medidas de seguridad.

Lo MAS IMPORTANTE es prevenir antes que tratar. Por ello siempre lo ideal es aplicar durante TODO EL AÑO antiparasitarios externos repelentes.

 

Recomiendo utilizar un collar durante todo el año y reforzar con pipetas + sprays al comenzar el buen tiempo (aproximadamente desde abril hasta octubre).

WhatsApp chat