Prueba 2 semanas desde 9,90€ EMPEZAR
Seleccionar página

La castración/esterilización es un tema controvertido entre los distintos profesionales del mundo canino y las personas que tenemos perretes a nuestro cargo. Es posible que tengas un perro desde hace mucho tiempo o que uno acabe de llegar a tu vida y te invadan las preguntas: ¿Debo castrar/esterilizar a mi amigo? ¿Qué pros o contras puede tener la castración en los perros? Hoy te contamos todo lo que hay que saber para que puedas decidir la mejor opción para él/ella.

¿Qué es la castración y la esterilización?

Para empezar, deberemos diferenciar estos dos conceptos.

  La castración es la extirpación quirúrgica de los órganos sexuales:

  • Orquiectomía: extracción de los testículos en los machos.
  • Ovariohisterectomía: extracción quirúrgica de los ovarios y útero en las hembras. Hay otras opciones menos comunes que son histerectomía (eliminación del útero únicamente) y ovariectomía (solo los ovarios).

  La esterilización es un proceso menos invasivo, en el cual eliminamos únicamente la posibilidad de tener descendencia:

  • Vasectomía: se extirpa una porción del conducto deferente, que es el que conduce los espermatozoides del testículo al pene. El resto de estructuras sexuales se mantienen intactas.
  • Ligadura de trompas: en este procedimiento se ligan ambas trompas uterinas o cuernos uterinos y se secciona una porción de los mismos, esto evita que los espermatozoides entren en contacto con los óvulos, por lo que se evita la gestación.

 

¿Qué beneficios tiene la castración?

  La ovariohisterectomía en las hembras:
  • Evita las gestaciones no deseadas: Para evitar la superpoblación y el abandono masivo.
  • Prolonga la esperanza de vida
  • Evita el celo y pseudogestaciones: Las pseudogestaciones se deben a desajustes hormonales. Cuando son frecuentes ciclo tras ciclo aumentan la predisposición a desarrollar tumores mamarios. Pueden aparecer 2 meses tras el celo, cursando con mamas desarrolladas y secreción de leche con ausencia de gestación verdadera.
  • Evita infecciones (piometras) y otras patologías uterinas: La piometra la sufren el 25 % de las perras enteras antes de los 10 años de edad, durante el diestro (2 meses tras el celo) por los elevados niveles de progesterona que se producen en ese momento.
  • Evita tumores de ovario/útero.
  • Disminuye considerablemente los tumores de mama: hasta un 60% de los tumores mamarios son malignos en las perras. La castración a cierta edad y cierto momento tiene características protectoras frente a la aparición de tumores mamarios.
    • Antes del primer celo (según el tamaño de la perra entre los 6 y 18 meses de edad): 5 % de probabilidad de desarrollar tumores de mama.
    • Después del primer celo: 6- 8% de probabilidad de desarrollar tumores de mama.
    • Tras el segundo celo: 26 % de probabilidad de desarrollar tumores de mama.
    • Posterior al 3º celo: 80 % de probabilidad de desarrollar tumores mamarios.

Cuantos más ciclos pasen, mayores ciclos hormonales han sufrido los tejidos y menor efecto preventivo en cuanto a tumores mamarios tendrá la castración.

  • Mejora el control de enfermedades como la diabetes mellitus o la epilepsia, debido a que durante el celo hay picos hormonales que descompensan estas patologías.
  La orquiectomía en los machos:
  • Evita gestaciones no deseadas
  • Evita tumores testiculares
  • Prolonga la esperanza de vida
  • Disminución prostatitis / quistes prostáticos
  • Reduce la aparición de hernias perineales/inguinales
  • Disminución de tumores perianales: estos tumores aparecen secundarios a tumores testiculares.
  • Reduce la hiperplasia prostática benigna, alteración muy común en perros enteros. La probabilidad aumenta con la edad, desde un 50% de padecerla con 3 años hasta un 98% a partir de los 9 años. Esta alteración puede provocar dificultad o imposibilidad en la defecación o en la micción.
  • En el caso de machos criptórquidos (aquellos que no les han bajado ambos o uno de los testículos), es muy recomendable la castración, ya que los testículos que se quedan dentro de la cavidad abdominal con frecuencia tienden a tumorizarse al permanecer a mayor temperatura de la recomendada. Además, esta desaconsejada su reproducción, puesto que es una alteración hereditaria.

 

¿Qué inconvenientes puede tener la castración en perros?

Normalmente siempre nos hablan de los beneficios, y esto es porque la castración evita o disminuye la aparición de ciertas patologías del aparato reproductor que aparecen con mayor frecuencia de lo que lo hacen los inconvenientes que os nombraré a continuación.

  • Incontinencia urinaria en hembras a causa de la falta de estrógenos. La perras castradas antes de los 3 meses tienen un 13% de probabilidad de desarrollarla, después de esa edad el % de desarrollar incontinencia baja a un 5%. Este problema, poco común, se podría solucionar con suplementación hormonal o cirugía.
  • Infección urinaria persistente.
  • Inmadurez de los órganos genitales: existe mayor riesgo de padecer vaginitis, sobre todo en hembras castradas antes del 1ª celo.
  • Enfermedades inmunes
  • Mayor probabilidad de sufrir reacciones vacunales
Otros inconvenientes:
  • Hipotiroidismo
  • Favorece la progresión de síndrome de disfunción cognitiva o demencia senil en perros machos de edad avanzada: La testosterona tiene cierto efecto protector y ralentiza su progresión en el caso de que aparezca dicha enfermedad.
  • Mayor probabilidad de aparición de ciertos cánceres malignos como osteosarcoma, carcinoma prostático, hemangiosarcoma, linfoma, linfosarcoma, mastocitoma y carcinoma de células transicionales. Esto es debido a que las hormonas sexuales tienen un papel protector y son importantes para el desarrollo del sistema inmunológico.
  • Aunque se piensa que la aparición de estas patologías pueda deberse que estos animales por lo general tienen una esperanza de vida más larga y, por lo tanto, la posibilidad de presentar tumores en edad avanzada será mayor que uno no castrado con una probable esperanza de vida menor.
  • Riesgos quirúrgicos: toda cirugía conlleva un riesgo, y este será mayor en cachorros o perros de avanzada edad, pero aun así es un procedimiento quirúrgico rutinario cuya tasa de mortalidad es de poco más de un 1%, siendo la mayoría de los fallecidos en cirugías de urgencia.
  • Obesidad: la ausencia hormonal cambia el metabolismo, hacia una mayor tendencia a depositar grasa en los tejidos, pero es algo totalmente evitable con una alimentación equilibrada de calidad y buenos hábitos de ejercicio.
  • Alteraciones ortopédicas. Las hormonas sexuales influyen en el desarrollo óseo en la etapa juvenil, castrar demasiado pronto puede retrasar el cierre de las placas de crecimiento. Esto aumenta el riesgo de padecer enfermedades como displasia de cadera, de codo, enfermedad de ligamento cruzado.
  • Algunos estudios han demostrado un aumento en la incidencia de estas enfermedades en perros castrados antes de los 6 meses de edad.

 

¿Puede influir la castración en el comportamiento de mi perr@?

Muchas personas se plantean la castración como una solución a un problema de comportamiento y debemos ser conscientes de que este procedimiento puede que no siempre sea la solución.

  HEMBRAS

  • No se recomienda la esterilización en una hembra que presenta agresividad hacia otras hembras o personas, pues puede acentuarse el comportamiento tras la castración. A excepción de si este comportamiento ocurre en su periodo de celo, en cuyo caso si desaparecerá tras la castración.

  MACHOS

  • La castración puede reducir en un 60% el comportamiento agresivo hacia otros machos. Depende también la edad a la que se castre, puesto que si es una conducta aprendida será más difícil su reducción.
  • El marcaje con orina suele reducirse en un 50% con la castración, aunque al igual que en el anterior punto, no será lo mismo castrar a un perro que marca con 2 años que con 8, probablemente en el último caso, se trate de un hábito y no disminuya.
  • Con la castración se reduce el riesgo de fuga. Los machos sin castrar tienden a escaparse en busca de hembras en periodo fértil. Esto a su vez disminuye el nº de perros perdidos y/o atropellados.
  • La conducta de la monta tiende a disminuir significativamente tras la castración.

  En general:

  • Comportamientos como ansiedad por separación, reactividad, excitabilidad, inseguridad, timidez, y ciertos miedos pueden empeorar tras la castración cuando esta se realiza antes del 1ª celo en hembras o en machos jóvenes.

 

Mitos

Seguramente habréis escuchado frases como:

  • Las hembras deben criar al menos una vez en su vida para que no tengan tumores mamarios o pseudogestaciones.
  • Los perros castrados pierden instinto, vitalidad y se vuelven vagos.

Estas afirmaciones son falsas y carecen de base científica.

 

¿A qué edad es más recomendable castrar a mi perro?

Aquí no hay una respuesta correcta al 100%.

  • Si quieres reducir el desarrollo de tumores mamarios en hembras mi recomendación personal es que lo hagas después del 1ª celo, así es seguro que ha terminado su etapa de crecimiento.
  • Si quieres evitar o reducir comportamientos indeseables como marcaje, fugas, etc en machos, a partir del año aproximadamente (dependerá de la raza), cuando haya finalizado su etapa de crecimiento podría realizarse el procedimiento quirúrgico.

 

Recuperación tras la cirugía

Si finalmente estamos casi decididos a dar el paso, pero nos preguntamos cuanto tiempo tardará en recuperarse nuestro amigo después de la intervención no debemos preocuparnos:

  • Son procedimientos quirúrgicos rutinarios, se realizan por la mañana y, si no ha habido complicaciones, por la tarde se les da el alta.
  • El mismo día de la cirugía suelen estar más apáticos hasta que metabolizan la anestesia por completo.
  • Al día siguiente, con la medicación recetada por el veterinario, suelen estar como si nada.
  • La recuperación en machos oscila de entre 3-5 días y en hembras de 7-10 días. En este tiempo tienen que mantener cierto reposo (paseos cortos, evitar saltos, etc) hasta el alta veterinaria.

 

Dieta y ejercicio

Como hemos dicho antes en la lista de inconvenientes, en los l@s perr@s castrados cambia su metabolismo por la ausencia hormonal, esto hace que disminuyan sus necesidades energéticas, teniendo que controlar la alimentación.

Con una dieta equilibrada de calidad y ejercicio regular se puede mantener perfectamente a un perrete castrado en su peso ideal.

 

Entonces, ¿Es mejor castrar o no?

En el caso de adoptar un perro de una protectora no hay opción a elegir, pues para evitar futuras camadas no deseadas por lo general hay que firmar un contrato comprometiéndote a la castración obligatoria. Sin embargo, si el origen de nuestro amigo perruno es otro, debemos decidir lo mejor para él teniendo en cuenta todo lo que hemos comentado en este post.

  • No olvides que si no castras eres responsable de evitar camadas indeseadas.
  • Ten en cuenta que la cría entre particulares sin la documentación y permisos pertinentes (núcleo zoológico, etc) está prohibida.
  • Debes tener en cuenta el carácter y comportamiento de tu peludo de forma individual.
  • Ten en cuenta los beneficios e inconvenientes sobre su salud.
  • Puedes consultar a tu veterinario, y a un experto en etología canina para que analizando tu caso concreto podáis elegir lo mejor.

Y con todo esto, toma tu propia decisión, pero SIEMPRE con RESPONSABILIDAD.

WhatsApp chat