Prueba desde 9,90€ durante las dos primeras semanas EMPEZAR
Cuando hablamos de Real food for real dogs nos referimos a devolver a la normalidad la dieta de los perros. ¿Normalidad? Sí, llevan compartiendo vida y alimento durante miles de años con los humanos y desde hace solo unas cuantas décadas se alimentan básicamente con piensos ultraprocesados y con ingredientes de dudosa calidad. Cada vez viven menos años y la calidad de vida es peor. Enfermedades de todo tipo, índices de obesidad por las nubes… ¿Por qué? Lo reconocemos, los piensos son muy cómodos y muy baratos. Demasiado.

Queremos cambiar esta situación haciéndolo sencillo y cómodo para ti.

Mejorar su alimentación es esencial. Es la gasolina de ese peludo que corre a saludarte cuando vuelves de trabajar. En nuestro objetivo de mejorar vuestras vidas, podríamos haber comenzado por una peluquería o diseñar arneses ergonómicos, pero vimos con nuestros propios ojos cómo la alimentación puede tener beneficios directos en la salud de los perros: ánimo, olor corporal, brillo del pelo… Si la alimentación de nuestros perros es pobre, tiene en ellos los mismos resultados que si, por ejemplo, me pongo a comer solo a base de precocinados. Me sentiría aletargado y algo desequilibrado. Mi cuerpo se acostumbraría a ello y a la larga sin darme cuenta vería las consecuencias. Un día como emergencia puedo comer una pizza congelada, pero no puede ser mi dieta diaria.

El camino no es sencillo. Somos un equipo muy pequeño y las grandes marcas de piensos dominan el mercado. Nosotros podemos poner los medios, pero el camino lo tienes que recorrer tú. Por tu peludo, se lo merece. Por la forma en que te mira, cómo actúa cuando vuelves a casa, todos los besos que te da a diario y… ¿qué me dices de los buenos días? Piensa en ello. Déjanos ayudarte a hacerle feliz.

Uno de los grandes escollos que nos encontramos es la falta de formación y de base científica libre -no financiada por grandes productores- sobre nutrición canina. E insisto: nutrición, no “cómo alimentar a tu perro con pienso”. En este sentido me gustaría compartir uno de los estudios que hemos encontrado que analiza la esperanza de vida de los perros en función de diferentes factores, entre ellos la alimentación. En el ensayo “Relation between the domestic dogs well-being and life expectancy” se concluye que los perros analizados que se alimentaban con una dieta casera viven casi un 30% más que los perros que comen pienso y ultraprocesados como las latas húmedas. Imaginad si además de darles comida cocinada casera también le aportamos rigor científico y creamos recetas teniendo en cuenta las necesidades nutricionales de los perros. ¡Eso es Frankie!

Nos gusta trabajar con rigor y como si cada perro para el que se nos pide comida fuese nuestro. En nuestra cocina solo entra comida que cualquier humano podría comer. Compartir lo mejor que tenemos con nuestros perros es lo que nos guía, devolverle el cariño que cada día nos dan.

Este domingo es el día internacional del perro. ¡Hagamos que esto ocurra todos los días del año!

WhatsApp chat