Prueba desde 9,90€ durante las dos primeras semanas EMPEZAR

En el post de hoy vamos a intentar resolver esta duda tan común entre muchos de vosotros, porque lo que siempre se ha dicho es que los perros tienen que comer pienso y snacks dentales comerciales ya que esto, es lo único que evitará que nuestros perritos acumulen sarro en sus dientes. La teoría dice que la masticación de las croquetas de pienso, al ser duras levantarán el sarro existente y evitarán que se acumule nuevo ¿no? Puede que esa afirmación no sea tan cierta como hemos estado pensando todo este tiempo.

Para empezar, ¿Qué es la placa dental? Y ¿Qué es el sarro? La placa dental es el conjunto de restos alimentarios, saliva y bacterias bucales que se depositan en los dientes. La placa pasa a llamarse sarro cuando se mineraliza, endurece y torna un color amarillo o marrón.

Esta acumulación de residuos alimentarios, bacterias y sales minerales (sarro) se forma primeramente en la parte superior, cerca de las encías y, además de dañar el esmalte de los dientes, produce una inflamación y retracción de las encías, lo que se denomina gingivitis y retracción gingival. Sin olvidar el mal aliento que provoca.

El sarro va recubriendo todo el diente, la encía se va retrayendo y haciendo que la pieza pierda protección y sujeción, hasta llegar al hueso alveolar, que es el que une el diente con el hueso de la mandíbula, las bacterias se alimentan de él, hacen que el diente se debilite, y finalmente se pierda la pieza dental. Todos estos síntomas definen la enfermedad periodontal.

Y esto no solo afecta a la salud bucal, sino a la salud general del perro, pues estas bacterias pueden migrar por el torrente sanguíneo y producir infecciones en distintos órganos, como el corazón, riñón e hígado.

Al principio hablábamos de que, supuestamente, las bolitas de pienso ayudaban a limpiar los dientes de nuestros perros, pues esto no solo no es cierto, sino que además es contrario.

Los residuos de los piensos altos en hidratos de carbono complejos provenientes de cereales o excesivo almidón en la dieta, al masticarlos y mezclarse con la saliva forman una pasta, se transforman en azúcares que son aprovechados por las bacterias bucales y se convierten en sarro. Alguna vez habréis escuchado que dar pan duro a los perros les limpia los dientes ¿verdad? Y el pan está compuesto de cereales ¿a que cuando se moja se hace una pasta? El pan supondrá el mismo problema.

¿El alimento húmedo en sí mismo fomenta la formación de sarro?

La formación de sarro dependerá de la composición de ese alimento. Por el simple hecho de ser húmedo, es decir, que lleve un porcentaje mayor de agua en su composición NO fomentará la formación de sarro en sí mismo. Sin embargo, sí lo hará si este alimento húmedo, como en el caso de los piensos, tiene una gran cantidad de cereales o alimentos almidonados.

¿Cómo evitarlo o eliminarlo de forma natural?

Es verdad que, para eliminar todo residuo que se pueda acumular en la boca de un perro por el simple hecho de comer (al margen de los ingredientes y de si la dieta es deshidratada o húmeda), es necesaria una actividad mecánica para su limpieza, al igual que nosotros nos cepillamos los dientes. Esta actividad mecánica es escasa en un alimento húmedo cocinado, pero esta la podemos conseguir mediante varios alimentos complementarios a la dieta que, además de limpieza, le aportarán otros beneficios a nuestro perrito.

   HUESOS RECREATIVOS

Los huesos recreativos son la manera más eficaz de mantener a raya ese sarro e indirectamente el mal aliento. Puede que la palabra “hueso” nos asuste, pero no debemos olvidar que los perros lo llevan en su naturaleza, tan solo deberemos aprender unas cuantas cosas para poder utilizar este alimento correctamente.

  • En este caso nos referimos a huesos recreativos, y como su propio nombre indica, son para entretener.
  • SIEMPRE CRUDOS
  • Están compuestos del hueso en el exterior, y de la médula o tuétano en el interior, la cual es rica en grasa, aunque también en nutrientes importantes. Deberemos tener esto en cuenta si se trata de perros obesos o con patologías como pancreatitis, en cuyo caso mejor quitarles la médula.
  • Ricos en cartílago con colágeno, por lo que son buenos condroprotectores naturales.
  • No deben poder ingerirlos ni masticarlos haciéndolos trozos, tan solo roerlos.
  • Por ello deben tener un tamaño proporcional a su cabeza para que no puedan hacerlos trozos y masticarlos.
  • Según vayan desgastándolos al roerlos, quitárselo si vemos que se va volviendo demasiado pequeño.
  • Dejárselo unos 15-20 minutos al día como máximo, 2-3 veces por semana.
  • SIEMPRE CON SUPERVISIÓN.
  • No se deben dar muy a menudo porque pueden provocar estreñimiento y exceso de calcio en la dieta.
  • Tras su uso se puede guardar en el congelador.
  • No es recomendable usar el mismo hueso más de 2 veces seguidas por temas higiénicos.
  • Mejor elegir huesos planos, sin aristas que puedan dañar sus encías.
  • Ej. Fémur de vaca, tibia de vaca, escápula, rótula, cadera, caña de fémur… En los supermercados muchas veces los venden en diferentes tamaños como “Huesos o arreglos para caldo” o los podéis pedir en vuestra carnicería habitual.
  • Si hay varios perros en el hogar es mejor darles los huesos en lugares separados de la casa, ya que por competencia pueden querer comérselos muy rápido o provocar conductas de protección de recursos.
  • Estos huesos recreativos, además de beneficiarles con unos dientes impolutos, también les relaja y disminuye la ansiedad, por el simple hecho de hacer ejercitar todos los músculos de su mandíbula.

Aunque sea lo mejor, si esta opción no os termina de convencer, existen otras igual de válidas.

SNACKS DESHIDRATADOS

Existe una amplia variedad de snacks naturales deshidratados que podemos administrar a nuestro perro y que ayudarán también en su limpieza dental y a ejercitar su mandíbula.

Ej. tibia de vaca deshidratada, pata de cordero deshidratada, orejas de conejo, de cerdo, de vaca, patas de pollo, pato y pavo, tráqueas, nervios, tendones y caravaca, incluso piel de pescado, entre muchos otros. Y al haber distintas variedades hay para elegir según el tamaño de tu mejor amigo. 

   MORDEDORES NATURALES

Tanto los snacks deshidratados como los mordedores naturales los podéis comprar online en la web de la tienda Tres trufas (https://trestrufas.com/) y si  tenéis alguna duda con los tamaños, resistencia, cual es el más adecuado para vuestros perrete, etc, podéis preguntar sin problema por email, llamadas, whatsapp o mandando un mensaje en su cuenta de Instagram @tres_trufas y Laura estará encantada de ayudaros.

   OTROS REMEDIOS

Existen suplementos como el alga Ascophillum nodosum de la cual ya hablamos en el post Complementando su dieta 2, que elimina el sarro, reblandeciéndolo y evita la formación del mismo. (También disponible en Tres trufas). Se debe complementar ese suplemento con snacks que ejerzan una actividad mecánica para eliminar el sarro reblandecido.

Y otros remedios naturales como el vinagre de manzana (un par de gotas al día en el agua o comida), el romero, el perejil o el aceite de coco (link complementos 2 y 3) ayudaran a mitigar, en caso de tenerlo, el oloroso aliento de nuestro amigo peludo.

 

Como habréis podido ver hay diversas opciones naturales para evitar el sarro en la boca de nuestros perretes y que, además, les harán disfrutar permitiéndoles ser perros, siguiendo  su naturaleza y pudiendo gozar de un alimento húmedo natural con una buena composición, como nuestras recetas, sin miedo al falso mito de que se le va a formar más sarro que con el pienso convencional. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat