Prueba 2 semanas desde 9,90€ (Aviso COVID: seguimos cocinando para vosotros) EMPEZAR
Seleccionar página

Hoy os queremos hablar de las enfermedades hepáticas en perros. Y además os traemos una receta natural de comida casera apta para perritos con alguna enfermedad hepática. Muchos de vosotros nos escribís contándonos los problemillas de vuestros perros y no siempre podemos ayudaros con nuestras recetas Frankie, ya que las que tenemos ahora mismo están formuladas pensando en perritos sanos. Entonces, aunque está entre nuestros planes disponer algún día de recetas completas específicas para las patologías más comunes, mientras, hemos querido echaros una pata dándoos algunas ideas por si queréis cocinar vosotros mismos en casa.

Esta receta solo es un ejemplo para orientaros, pero siempre debéis consultar a vuestro veterinario para que os indique si es la adecuada para la patología concreta que sufre vuestro perro, puesto que, como más adelante os explicamos, existen diferentes enfermedades hepáticas en perros y puede estar afectado en distintos grados, teniendo distintas necesidades en función de la afección.

Todos sabemos de la existencia de los alimentos comerciales indicados y formulados expresamente para enfermedades hepáticas en perros, y este post no es para poner en duda su eficacia ni mucho menos, es una elección personal escoger una opción u otra para nuestro perro.

Aunque también puede ser viable intercalar ambas alimentaciones o apoyar el alimento comercial con esta receta natural, ya que a veces las dietas comerciales para patologías tienen una palatabilidad limitada y los perros pueden aburrirse de comer siempre lo mismo, o querer nosotros mismos variar la alimentación de nuestro amigo de vez en cuando.

¿Por qué el hígado es tan importante?

El hígado es uno de los órganos más importantes del organismo. Desempeña diversas funciones:

  • Detoxificar el organismo: es el encargado de filtrar toxinas, medicamentos, etc. Uno de los tóxicos que metaboliza es el amoniaco, resultado de los compuestos nitrogenados de la ingestión de las carnes, en forma de urea, que luego es eliminada por la orina.
  • Metabolizar todos los nutrientes, gracias a la secreción de bilis que interviene en su digestión.
  • Generar energía de reserva, transformando la glucosa en glucógeno para su almacén en los tejidos.
  • Almacenar vitaminas.
  • Fabricar sustancias esenciales para la coagulación de la sangre.

¿Por qué se producen las enfermedades hepáticas en perros?

La funcionalidad hepática se puede ver mermada por tóxicos, parásitos, virus, bacterias, formación de tumores, medicación, por una mala alimentación… las células que componen el hígado se dañan y se inflaman, produciendo hepatitis, acumulan grasa (lipidosis) o degeneran (cirrosis). La pérdida de funcionalidad dependerá de la causa y del tiempo que se haya visto afectado.

Algunos perros requerirán de una dieta específica durante el resto de su vida. Otras veces, gracias a la gran capacidad de regeneración del hígado con el tratamiento adecuado durante un tiempo más apoyo nutricional de una dieta especial puede incluso recuperar su funcionalidad por completo.

Entonces, la alimentación de un perro con una enfermedad hepática deberá individualizarse en función del grado de afección que tenga.

 

Existe otra enfermedad, que suele ser congénita, es decir, el perro nace ya con ella, denominada shunt portosistémico. Esto quiere decir, que la vena cargada con toda la sangre que proviene del sistema digestivo en vez de pasar por el hígado para detoxificarse y metabolizarse, va directamente al corazón y es distribuida a todo el organismo, llevando sustancias que son tóxicas sobre todo a nivel cerebral, provocando lo que se denomina encefalopatía hepática, pudiendo provocar síntomas neurológicos. En este caso la alimentación debe ser aún más especial que la destinada a patologías hepáticas.

Otras enfermedades hepáticas requieren una dieta baja en cobre, en cuyo caso lo mejor será una dieta individualizada, puesto que la receta que os facilitamos hoy no es baja en cobre.

 

Características de los nutrientes de una dieta para perros con enfermedades hepática:

   PROTEÍNAS

Importante que sean de alta calidad y fácil digestión.

Dependiendo de la enfermedad hepática que sufra nuestro perro puede ser necesario reducir en mayor o menor medida la cantidad de proteínas, pero estas deben estar siempre presentes.

Deberemos disminuir, incluso evitar en algunos casos (shunt portosistémico) las proteínas de origen cárnico, sobre todo las de las carnes rojas y vísceras, porque tienen mucho nitrógeno que se metaboliza en amoniaco, sustancia tóxica para el organismo, haciendo forzar al hígado para detoxificarlo. Un hígado sano sí es capaz de detoxificar esto, pero a uno enfermo lo estaríamos forzando.

Sin embargo, podemos aportar proteína mediante un pequeño porcentaje de carnes de aves o pescados, lácteos y huevos, siendo estas más beneficiosas. En los casos más extremos, incluso aportar únicamente proteínas de origen vegetal.

 

   GRASAS

Esta dieta tiene que ser moderada/baja en grasas.

La bilis la produce el hígado para digerir y absorber las grasas en el intestino, y también se encarga de regular el colesterol. Por lo que, si a un hígado que no funciona del todo bien, le introducimos dietas muy grasas estamos haciéndole trabajar de más, así que debemos restringir el consumo de grasas en exceso.

 

   CARBOHIDRATOS

Hay estudios que indican que el aporte de fibra soluble hace que disminuya la absorción de tóxicos a nivel intestinal, haciendo que disminuya la llegada de estos al hígado a través de la sangre, como sería el caso del amoniaco.

Así que en esta dieta también debe haber un buen aporte de fibra mediante frutas y verduras frescas. Incluso, aunque os sorprenda, cereales como la avena y el arroz integral pueden ser beneficiosos como aporte de energía en las dietas hepáticas, ya que el % de carnes por el tema del amoniaco, y por tanto de proteínas se va a ver disminuido y necesitamos equilibrar nutrientes.

 

RECETA CASERA PERROS CON PROBLEMAS HEPÁTICOS:

INGREDIENTES:

  300 g Queso Cottage/ Queso fresco (Si puede ser bajo en grasa y sin lactosa, mucho mejor)

  300 g Muslos/Contramuslos de pollo deshuesados (en caso de tener que eliminar la proteína cárnica, sustituir por tofu + una cucharada de postre de grasa de pollo para aportar sabor)

  2 Huevos (equivalen a unos 100 g)

  Arroz integral 100 g

  Calabaza 100 g

  Judías verdes 100 g

 

Se pueden incluir otro tipos de verduras e ir variándolas, no tienen porque ser siempre las mismas y también podemos añadir alguna fruta que le guste.

Es importante que en perritos enfermos del hígado repartamos las raciones diarias en 2-3 tomas al día para no saturar el sistema digestivo.

¿Cómo cocinar los ingredientes?

  La carne de pollo y los huevos los podemos pasar por la sartén a baja potencia y cocinar con un chorrito de aceite de oliva virgen. No nos interesa que se dore simplemente que se selle un poco.

  El arroz integral se deberá hervir.

  Las verduras es mejor cocinarlas al vapor para que no pierdan sus propiedades.

 

Suplementos

Al no poder dar vísceras en esta receta, es necesario el uso de suplementos vitamínicos y minerales que la hagan completa como por ejemplo (aunque hay muchos en el mercado):

  • Red Cell
  • MHC Calcio como aporte natural de calcio a la dieta.

Puede incluso que tengamos que incluir uno o varios suplementos. En el caso de querer dar esta receta como única opción es importante que consultéis con vuestro veterinario o un especialista que os pueda asesorar para equilibrar la receta.

Otros suplementos importantes con propiedades antioxidantes y hepatoprotectoras, que ayudaran a la regeneración del hígado también llamados nutracéuticos, basados en compuestos naturales, son:

  • S-adenosilmetionina.
  • Leber vital (Anibio).
  • Cúrcuma.
  • Cardo mariano, contribuye a la regeneración del hígado gracias a la sustancia silimarina que es un potente antioxidante natural. Además, estimula el crecimiento de nuevos hepatocitos.
  • Omega 3 (p. ej. Aceite de salmón)

 

Como siempre esperamos que os haya servido de ayuda este post y os animéis a enriquecer la dieta de vuestro mejor amigo, aunque tenga una patología, con mayor motivo es el momento de hacerlo.

WhatsApp chat