Prueba desde 9,90€ durante las dos primeras semanas EMPEZAR

En este y en post sucesivos os vamos a contar qué nutrientes son necesarios para el buen funcionamiento del organismo del perro. Aquellos de los que se compone una dieta equilibrada.

Los nutrientes se dividen en macronutrientes y micronutrientes. Los macronutrientes son los que aportan la mayor parte de la energía metabólica al organismo, como proteínas, lípidos e hidratos de carbono. Y los micronutrientes son sustancias que se necesitan en menor cantidad, pero que también son imprescindibles para los procesos bioquímicos y metabólicos, como las vitaminas y los minerales.

Hoy empezaremos con: LAS PROTEÍNAS.

¿Qué son y para qué sirven?

Las proteínas entran dentro del grupo de macronutrientes, ya que aportan gran cantidad de energía a nuestro organismo. Son moléculas constituidas por aminoácidos unidos por enlaces uno detrás de otro formando diferentes estructuras.

Se clasifican en simples y conjugadas:

  • Las simples a su vez pueden ser fibrosas o globulares.
    • Dentro de las fibrosas se encuentran la elastina y el colágeno (en los músculos, piel, articulaciones…) y la queratina (piel y pelo), las cuales dan estructura al cuerpo.
    • Dentro de las globulares, se encuentran las hormonas, enzimas, anticuerpos, etc, muy importantes en distintas funciones del organismo.
  • Las conjugadas se denominan así porque se encuentran unidas a lípidos, carbohidratos y minerales. Favorecen el transporte de estos nutrientes, su reconocimiento en el organismo y actúan como componentes estructurales también, ya que por ejemplo las proteínas unidas a carbohidratos, llamadas glucoproteínas componen sustancias como el líquido sinovial de las articulaciones. Además, unidas a minerales forman por ejemplo la hemoglobina, (hemo= hierro/ globina= proteína) encargada del transporte de oxígeno en los glóbulos rojos de la sangre.

Hemos dicho que las proteínas se componen de aminoácidos, pues bien, de estos hay dos tipos: los esenciales y los no esenciales.

  • Los aminoácidos esenciales son: lisina, metionina, arginina, fenilalanina, triptófano, histidina, leucina, isoleucina, valina y treonina. Son esenciales porque deben incluirse en la dieta y la ausencia de uno sólo en la alimentación paraliza la síntesis de proteínas normales y vitales para el organismo haciendo que el animal utilice sus propias proteínas para sintetizar las que faltan, poniendo en peligro su vida progresivamente. Algunos os sonarán como el triptófano, y otros puede que no los hayáis oído nunca.
  • Los aminoácidos no esenciales son generados por el organismo, aunque excepcionalmente es necesario aportarlos también según el estado fisiológico o patológico del perro (ej. Glutamina, cisteína, tirosina).

Hablemos de calidad

Es casi más importante la calidad de la proteína del alimento de nuestro perro que la cantidad de la misma ya que puede haber alimentos con un alto % de proteína, pero ser esta de mala calidad.

¿Y por qué es tan importante la calidad? Los perros obtienen la energía de las proteínas y de la grasa de los alimentos, a diferencia de los humanos que la obtenemos de los hidratos de carbono. Si las proteínas del alimento que le damos a nuestro perro no son de calidad, ¿qué energía va a obtener de ellas?

Para valorar la calidad de la proteína hablamos de 3 conceptos: digestibilidad, valor biológico y biodisponibilidad.

  • La digestibilidad no es más que el porcentaje real de proteína absorbida por el organismo, ya que siempre hay parte que es excretada. Cuanto mayor sea la cantidad de proteína útil, de mayor calidad será la misma. Aunque otros factores pueden influir también en la digestibilidad, tratamientos tecnológicos como la temperatura (cocinado) mejoran la digestibilidad proteica.
  • El valor biológico es la capacidad de la proteína para dividirse en la mayor cantidad de aminoácidos esenciales para después ser absorbida y utilizada por el organismo. Una fuente de proteína de mayor valor biológico, se dividirá en más aminoácidos esenciales, y estos serán fácilmente absorbidos por el organismo del animal.
  • La biodisponibilidad es la proporción de los aminoácidos que van a ser absorbidos. Cuanto mayor valor biológico tenga una proteína, en más aminoácidos se dividirá y mayor cantidad de los mismos serán absorbidos.

¿Y de qué depende todo esto? ¿Cómo podemos saber que la proteína que le estamos dando a nuestro amigo reúne estos requisitos? Pues especialmente fijándonos en el origen de la proteína. Los productos frescos, carne fresca, por ejemplo, serán sinónimo de proteína de alta calidad, alto valor biológico, biodisponibilidad y digestibilidad. La proteína cuyo origen son subproductos animales, los cuales tienen un bajo valor biológico, será poco aprovechable por el organismo.

Por último, añadir que para un carnívoro oportunista como es el perro, son más importantes las de origen animal. Además, estas tienen mayor digestibilidad que las de origen vegetal.

¿De dónde se obtienen?

La proteína puede ser de origen animal y de origen vegetal, y como hemos dicho antes, para los perros es más aprovechable la de origen animal.

Un error muy común es pensar que, si le damos, por ejemplo, 20 gramos de pollo a nuestro perro, le estamos dando 20 gramos de proteína, y esto no es así. Un alimento con un 80% de pollo como ingrediente, no tiene un 80% de proteína, ya que ese pollo se compone también de un % de grasa, un gran % de agua y otros nutrientes.

Y como dato curioso, un alimento cuanto más graso sea, menos proteína tendrá. La carne de cerdo, por ejemplo, es una carne bastante grasa, y tiene menor proteína que el pavo, por lo tanto, cuanto más magra sea la carne, más proteína.

A continuación, os adjunto el % de proteína de algunos ingredientes comunes en la alimentación de los perros.

 

¿Cuánta proteína necesitan?

Para un perro en mantenimiento, es decir saludable y en condiciones normales, se considera que el total de la dieta debe contener un mínimo de entre 18% o 21% (dependiendo de la energía que necesita el perro) de proteínas en materia seca (MS). En caso de cachorros y lactancia este mínimo sube a un 25% durante las primeras 14 semanas. Las recetas Frankie lo cumplen con creces, en el caso de la receta de pollo contiene un 46,67% de proteína de alta calidad.

¿Qué significa el concepto materia seca? No es más que la parte de nutrientes que queda de un alimento si le quitamos la humedad al mismo. En un principio las dietas se formulan considerando al ingrediente con la cantidad de agua que contiene naturalmente, de la manera como es consumido. Pero esta forma no permite hacer comparaciones exactas entre ingredientes, porque estos tienen diferentes grados de humedad.

Para que me entendáis mejor, fijaros en el dibujo. Si tenemos 100 gramos de pechuga de pavo, de los cuales 74,9 gramos son agua, nos quedamos con 25,1 gramos de materia seca, de las cuales 24,1 gramos es proteína, y 1 gramo es grasa. Esto a simple vista no se puede saber, se calcula sometiendo al alimento a unos análisis específicos.

Esto explica por qué en un saco de pienso el % de proteína que aparece es mayor que en un alimento húmedo como pueda ser una receta Frankie. Si damos el dato de proteína teniendo en cuenta el agua que aporta la frescura al producto estamos comparando cosas que son diferentes. Por eso siempre es necesario hacer la comparación sin tener en cuenta el agua, es decir solo teniendo en cuenta la materia seca (proteínas, hidratos, grasas, fibra y materia inorgánica).

Composición analítica receta de pollo
  • Proteínas: 13,8%
  • Grasas: 8,4%
  • Fibra: 1%
  • Materia inorgánica: 1,6%
  • Humedad: 70,4%

Composición analítica sin humedad:

  • Proteina: 46,67%
  • Grasa: 28,31%
  • Fibra: 3,33%
  • Materia inorgánica: 5,23%

¿Dietas altas en proteínas dañan los riñones o el hígado?

Esto no es cierto. Se pensaba lo contrario porque la proteína se metaboliza y excreta en estos órganos, y se creía que un aumento de la misma los hacía trabajar más, pero estos están preparados para metabolizar y excretar altos % de proteína, no olvidemos que son animales carnívoros oportunistas, es decir, que su fuente principal por naturaleza es de proteína animal, y si tienen oportunidad también pueden aprovechar la vegetal, pero en menor cantidad. Sin embargo, lo que más afecta sin ninguna duda a estos órganos, y contribuye al desgaste de salud de los mismos, es trabajar con proteína de mala calidad, ahí está la clave del problema.

Cada vez más estudios determinan que dietas altas en proteína no producen daño renal. Pero es que, además, se ha determinado que las dietas bajas en proteína son inadecuadas, no solo en perros adultos en plena actividad vital, sino también en perros mayores porque sus necesidades proteicas se incrementan sobre un 50%, mientras bajan sus necesidades energéticas. Si no ingieren suficiente proteína, pueden perder masa muscular y disminuir su sistema inmunitario, entre otros problemas.

Como veis, las proteínas son un nutriente muy importante para el organismo, están involucradas en innumerables funciones y suponen un gran % de su estructura, así que debemos tenerlas muy en cuenta a la hora de alimentar a nuestro mejor amigo para que goce de una buena salud durante toda su vida.

Si este post os ha parecido interesante, en posteriores hablaremos de otros nutrientes tan importantes como la proteína. Y si tenéis más dudas por favor no dudéis en comentar. ¡Os esperamos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat