Prueba desde 9,90€ durante las dos primeras semanas EMPEZAR

Hoy vamos a hablar de la naturaleza alimentaria de los perros, y es que muchos os preguntaréis ¿Los perros son carnívoros u omnívoros? Según la fuente que consulteis, o la información que las distintas marcas de alimentación quieran dar, son una cosa u otra, y obviamente, ambas cosas no pueden ser, así que vamos a analizar.

La definición de “carnívoro” es tan sencilla como aquel que se alimenta de carne y la de “omnívoro”, aquel que se alimenta de toda clase de sustancias orgánicas indistintamente, tanto vegetales como animales. Hasta ahí bien, pero no todo es negro o blanco, dentro de los carnívoros, tenemos los estrictos o verdaderos y los facultativos u oportunistas.

  • Carnívoro estricto/verdadero: animal que necesita alimentarse de carne para desarrollarse. Pueden consumir pequeñas cantidades de materia vegetal pero su fisiología no está preparada específicamente para su digestión. Aquí estarían por ejemplo los gatos.
  • Carnívoro facultativo/ oportunista: animal que se alimenta de carne principalmente, pero que si tiene oportunidad puede alimentarse de otras cosas (donde se incluyen verduras, frutas, etc).

En este último grupo incluiríamos a los perros. Su dieta debe ser cárnica en mayor parte, aunque en menor cantidad también necesitan de ingredientes vegetales, que además de vitaminas les aportarán fibra. Digamos que están a mitad de camino entre los carnívoros estrictos y los omnívoros.

Dicho todo esto, vamos a dar un repaso a determinadas localizaciones anatómicas del perro para aportar rigor a todo esto.

DENTICIÓN

El perro tiene incisivos, colmillos, y molares puntiagudos y afilados para poder desgarrar, cortar y triturar la carne, de hecho, al último premolar de la mandíbula superior y al primer molar de la inferior se les denomina comúnmente “muelas carniceras”, estas encajan en forma de cizalla. Los humanos tenemos colmillos “afilados” si, pero nuestros incisivos, premolares y molares son planos para poder triturar vegetales, por eso se nos considera omnívoros.

MORDIDA

Debido a la anatomía funcional de la mandíbula de los perros, estos solo pueden morder en vertical, movimiento fisiológico necesario para aplastar carne, además de estar dotados de numerosos y fuertes músculos, que dotan a la mandíbula de un gran ángulo de 

apertura permitiendo agarrar y tragar grandes porciones. Los omnívoros, pero sobre todo herbívoros necesitan de movimientos horizontales en la masticación para triturar los vegetales.

ENZIMA ALFA-AMILASA

Esta enzima presente en la saliva en humanos, es la encargada de predigerir parcialmente el almidón de los hidratos de carbono antes de tragarlo. Sin embargo, los perros carecen de esta enzima.

DIGESTIVO

El estómago tiene una gran capacidad de almacenaje y elasticidad, está preparado para grandes ingestiones de alimento de una vez. Característica típica de un animal cazador.  Además, las principales enzimas gástricas son pepsinas y lipasas, encargadas de digerir proteínas y ácidos grasos respectivamente. ¿Y los hidratos de carbono? Estos pueden ser digeridos gracias a enzimas pancreáticas en el intestino delgado. Pero, allí tenemos más lipasas y otras enzimas destinadas a continuar con la digestión de grasas y proteínas. Por lo que los hidratos de carbono estarían en desventaja ¿No os parece? De ahí que no sea bueno sobrecargar la dieta de nuestro perro con cereales varios, aunque los puedan digerir. En definitiva, aunque podremos tratar esto en otro post de forma más extendida, los cereales si es en poca cantidad los puede digerir gracias a las enzimas pancreáticas… pero si es en grandes cantidades como la mayoría de los piensos ¡evítalo! Por eso nuestra receta de pollo aporta hidratos solamente con un 3% de arroz y la siguiente que lanzaremos muy pronto será 100% grain free. Cantidad perfectamente apta para que lo digieran sin problema.

CORTO INTESTINO

A diferencia de otros animales, como rumiantes (con 4 estómagos diseñados para la fermentación de materia vegetal) o caballos (con un largo colon diseñado para la fermentación de la misma), ambos herbívoros, los perros tienen un intestino y colon muy corto en comparación, ya que la carne es mucho más fácil y rápido de digerir que los vegetales, que necesitan un gran tiempo de fermentación para su completa y correcta digestión.

COMPORTAMIENTO

Por último, me gustaría destacar su comportamiento, su forma de aprender a relacionarse con el mundo a través de los juegos de “caza”, perseguir pelotas, la obsesión de algunos por el pito de los peluches y juguetes para perros, juegos de olfato (característica en la que destacan), que no deja de ser una forma de conectarles con su innegable instinto cazador de búsqueda de presas.

Por último y que nadie se lo tome mal, nunca he visto un perro volviéndose loco para comer vegetales, aunque puedan comerlos en algún momento, sin embargo, si he visto perros cazando otros animales en la naturaleza. Y si lo analizamos, esas presas en su mayor % tienen músculo (carne) y vísceras, y en menor cantidad tendrán cereales y vegetales en su sistema digestivo. Por lo que nos lleva al inicio del post en el que describíamos la dieta de un “carnívoro oportunista/facultativo”. En definitiva, esta es su naturaleza 🙂

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat