Prueba 2 semanas desde 9,90€ (Aviso COVID: seguimos cocinando para vosotros) EMPEZAR
Seleccionar página

Se acerca el calor, y este nos afecta tanto a nosotros como a nuestros perros ¿Por qué nosotros podemos tomarnos un helado para refrescarnos y ellos no? ¡Claro que pueden! Solo tenemos que tener en cuenta ciertas cosas. Hoy os traemos algunas ideas para elaborar helados para perros para que también puedan refrescarse. Además de proporcionarles propiedades y beneficios a través de ellos. ¿Cómo lo podemos hacer? Atentos al post.

Cómo elaborar helados para perros en 5 sencillos pasos

1. Moldes

Lo primero que vamos a necesitar para elaborar helados para perros son moldes adaptados al tamaño de nuestro peque. Grandes, pequeños, los hay disponibles de mil formas y colores para hacer el proceso más divertido. Si no tenéis ninguno por casa podéis conseguirlos en Tres trufas

2. Ingredientes

Podemos elegir entre una gran variedad de ingredientes y combinarlos como queramos o como más le guste a nuestro mejor amigo.

 

FRUTAS

Todas ellas sin pepitas ni hueso, en trocitos o trituradas.

VERDURAS

En puré o en trocitos previamente hervida o al vapor. Si a nuestro perro no le hacen gracia las verduras podemos aprovechar este momento ¡Es difícil que se pueda resistir!

SUPLEMENTOS

Y muchos más!! Esta será una estupenda forma de administrar los suplementos para acompañar a la ración diaria dando un plus de propiedades y frescor.

La mayoría de alimentos aptos para perros que se os ocurran se pueden añadir a estos helados, incluso nuestras recetas Frankie, de forma que le estamos administrando alimento saludable y fresquito.

 

 3. Receta

Elige la receta que más te guste o crea la tuya propia.

Podemos hacer un puré de frutas y verduras. Añadirle algún suplemento, incluso vísceras trituradas si no se las comen bien aparte, lo que se nos ocurra.

A continuación os voy a dejar algunas ideas:

  • Kéfir + arándanos (o cualquier otra fruta) + miel
  • Kéfir/yogur natural sin azúcar + fresas
  • Calabaza + manzana + polen de abeja
  • Aceite de coco + kiwi
  • Kéfir + espirulina
  • Caldo de huesos o de patas de pollo + espirulina
  • Golden Paste: Agua + Cúrcuma + aceite de coco + pimienta negra (receta aquí)

Nunca añadir azúcar ni ningún ingrediente peligroso para los perros como chocolate o uvas.

4. Damos forma

Pon la mezcla en los moldes y ¡A congelar!

 

5. Congelamos

Pasados unos 30-40 min en el congelador tendremos listos los helados para perros. Podemos hacer varios y tener suficientes para darle de vez en cuando.

A tener en cuenta

  Estos helados se puedes dar a parte o acompañando a su ración habitual.

  La dosis dependerá de los ingredientes introducidos, ya que si son suplementos la cantidad será pequeña (debemos adaptarnos a la dosis de cada suplemento, en estos post hablamos de las propiedades y dosis de varios suplementos 1 2 3). Sin embargo, si contiene frutas y verduras u otro tipo de alimento la cantidad corresponderá al % de estas que queramos darle ese día.

  No debemos pasarnos de cantidad, ya que si se los tragan enteros y le ponemos mucha cantidad al estar fríos puede caerles mal en el estómago, lo ideal sería que puedan chuparlos mientras se van derritiendo.

  Si a tu perro no le gusta tomarlo congelado siempre puedes dejarlo unos minutos a temperatura ambiente para que se derrita un poco ¡Aun estará fresquito!

 

¿Qué me dices? ¿Te animas a probarlo? Estamos seguros de que tu perro te lo agradecerá.

WhatsApp chat