Prueba desde 9,90€ durante las dos primeras semanas EMPEZAR

Seguro que más de una vez habréis observado irregularidades intestinales en vuestro perrito, ya sean, vómitos o alguna diarrea. Puede ser de manera esporádica, porque algo le haya podido sentar mal un día puntual, o de forma continuada durante unos días por posibles diversas causas (virus, bacterias, etc). Si se alarga en el tiempo lo mejor es llevarlo al veterinario y, normalmente, nos suelen recomendar unas latas comerciales de dieta veterinaria como complemento al tratamiento para su recuperación. Puede que a muchos, al igual que a nosotros, no os termine de gustar tener que darle ese alimento a nuestro mejor amigo. Por eso, hoy os queríamos contar otra alternativa a esas latas comerciales de dieta, y es la dieta blanda casera de toda la vida.

La “ciencia” de la dieta blanda no tiene misterio alguno, al fin y al cabo, lo que queremos conseguir es un conjunto de alimentos digestibles, es decir, que el organismo pueda aprovechar de manera fácil sin tener que someter a su sistema digestivo a mucho esfuerzo, para aliviar o solucionar el problema gastrointestinal que existe en ese momento.

Tenemos que ser conscientes de que esta dieta no es completa, y será tan solo temporal mientras nuestro perrito se recupera. En algunos casos con un par de días bastará, y en otros quizá dure una semana. Cada perrito y cada caso es diferente. Muchas veces cuando no se encuentran bien, si tienen dolor abdominal, ruidos intestinales, gases, etc, no quieren comer, y no deberemos obligarles. Podemos dejarles unas 12, incluso 24 horas (dependiendo del tamaño y edad del perro) de reposo gastrointestinal, aunque eso no exime de ofrecerle comida de vez en cuando por si en algún momento dejara de rechazarla. Si, al día siguiente, siguiera sin querer comer, entonces ya recomendamos acudir al veterinario porque puede que el problema no sea puntual.

Entonces, vayamos al grano.

¿Qué alimentos podemos dar en una dieta blanda?

Empezando por las carnes, lo mejor son las bajas en grasa.

  • Como por ejemplo:  pechuga de pollo, pavo, conejo o pescados blancos como la merluza.
  • Elegiremos una de ellas y la cocinaremos al vapor si es posible o hervida.
  • Cantidad aproximada: 70% de la ración.

Luego las verduras y frutas, aquellas con fibra soluble*.

Calabaza, zanahoria, manzana o plátano son la mejor opción. También podemos elegir sin problema calabacín o patata (aunque estos últimos tengan menos propiedades para cortar la diarrea).

  • Lo mejor sería elegir una verdura y una fruta, aunque se pueden combinar varias.
  • Se cocinarán de la misma manera que la carne, al vapor o hervidas y luego se triturarán (en el caso de la patata es importante tirar el caldo de cocción porque con el cocinado la patata expulsa al agua una sustancia llamada solanina que puede ser tóxica si se ingiere). La fruta se puede dar también fresca o incluirla cocinada en el puré sin problema.
  • Cantidad aproximada: 30% de la ración.

*En este caso os queríamos hablar de un complemento alimenticio totalmente natural que nos ha cautivado por su eficacia, y es Firm up Calabaza. Está compuesto simplemente por calabaza y pectina de manzana deshidratadas, este producto actúa de prebiótico, porque aporta principalmente fibra dietética soluble. Este tipo de fibra regula el tránsito intestinal, aumentando la consistencia y volumen de las heces, y mejorando la calidad de la microbiota intestinal. 

También se puede usar junto a la carne en el porcentaje de las frutas y verduras la conocida receta de la sopa de moro, que es un buen aliado contra las diarreas.

  1.       Cocer 500 gramos de zanahorias lavadas y cortadas durante 1 hora en un litro de agua.
  2.       Después se separan las zanahorias y se hacen puré, sin tirar el agua de cocción.
  3.       Se mezcla el puré con el agua de cocción que hemos dejado antes apartado. A veces es necesario incluir más agua (tiene que haber 1 litro).
  4.       Se le añade una cucharadita pequeña de sal.
  5.       Se cuece otra vez durante otra hora.

Se debe dar templada, que no queme. Al principio en menor cantidad para ver cómo es tolerada por el perro.

Otra opción, aunque ya sabéis que en la dieta habitual no es del todo recomendable, es añadir arroz, muy conocido en la dieta blanda por cortar la diarrea, hay a perros que les funciona muy bien. Si se añade que sea en un bajo porcentaje, porque como resultado, es posible que llegue a absorber agua del intestino, pudiendo en casos extremos deshidratar más al perro que ya tiene diarrea.

  • Se debe dar hervido siempre.
  • Cantidad: no superior al 10% de la ración. En cuyo caso se bajaría la cantidad de verduras al 20%

En una dieta blanda no deben faltar los probióticos como el yogur natural o el kéfir (más información aquí) como apoyo en la recuperación de la microbiota intestinal, sobre todo si el perro está con tratamiento antibiótico. En ese caso, los probióticos se deben dar al menos tras dos horas de la administración del antibiótico, para que así sean efectivos en el intestino.

Cantidad de la ración

Un método sencillo para calcular de manera aproximada la cantidad de la ración de dieta blanda que tenéis que dar a vuestro perro al día es mediante un % en función de su peso y actividad que a continuación os muestro.

Actividad /Tamaño Grande (> 25 kg)/ Mediano (10-25 kg) Pequeño (<10 kg)
Intensa 3 % 5 %
Moderada 2,5 % 4%
Baja 2% 3,5%

 

Aunque un perro convaleciente no será sometido a una actividad intensa, hay perros muy activos por naturaleza que no hay quien los pare quietos. No obstante, en la mayoría de los casos elegiríamos una actividad moderada/ baja según el tamaño.

Ej. Perro de 15 kg, si elegimos el 2% de su peso, tendrá que comer al día 300 gramos de comida. De los cuales un 70% tiene que ser carne (210 gr.) y un 30% verduras y frutas (90 gr.).

Consejos

˗   Se recomienda dar la dieta blanda en pequeñas cantidades varias veces al día (mínimo 3-4 veces).

˗   Es importante que tengan agua fresca siempre disponible y observar que beben.

˗   No se debe mezclar comida húmeda con pienso en la misma toma (tienen distintos tiempos de digestión).

˗   Si come Frankie, hay que realizar una transición gradual (hablamos aquí sobre ello) cuando observes mejoría en tu amigo peludo.

WhatsApp chat