Prueba 2 semanas desde 9,90€ (Aviso COVID: seguimos cocinando para vosotros) EMPEZAR
Seleccionar página

Todos los que tenemos la suerte de poder disfrutar de un amigo de otra especie a nuestro lado queremos lo mejor para ellos, nos preocupamos por su bienestar, y deseamos que nos acompañen el mayor tiempo posible y con la mejor calidad de vida, por eso hoy vamos a analizar algunos factores, entre los que se encuentran el tipo de alimentación. Estos 10 factores pueden influir en la longevidad de los perros y nos basaremos en un estudio que analiza la relación entre el bienestar de nuestros perros y su esperanza de vida.

 

Método de la investigación

 

Este estudio esta basado en datos recogidos durante cinco años consecutivos (1998-2002) por asistentes de una asociación de propietarios de animales fallecidos, transportados a un incinerador de mascotas, procedentes de toda Bélgica. La base de datos utilizada recopiló la información de 537 perros.

Se cumplimentó un formulario estándar con información proporcionada por los propietarios o el veterinario a cargo del animal después de morir. Se enumeraban los diferentes factores (intrínsecos y extrínsecos) de los cuales hablaremos a lo largo del post.

La edad en el momento de la muerte se conoció solo de 522 perros, por lo que esta cifra será el número final de muestras.

El estudio divide los factores en 2 tipos:

  Intrínsecos: los que tienen que ver con ciertas características del propio perro, y en los cuales los tutores no podemos influir.

Ej. Sexo, raza/ genética, tamaño, peso.

  Extrínsecos: los que tienen que ver con el entorno, estos, si pueden ser modificados por nosotros.

Ej. Tipo de alimentación, origen del perro, castrado/ no castrado, si vive en interior o en exterior, en ciudad o campo, configuración familiar del propietario.

FACTORES EXTRÍNSECOS

Analizaremos en primer lugar los factores en los que de una forma u otra podemos influir de manera directa.

 

Calidad y tipo de alimentación

 

Las necesidades nutricionales esenciales deben cubrirse en términos de cantidad y calidad en todo momento para favorecer el bienestar de nuestros perros.

Se tuvieron en cuenta 3 tipos de alimento en el análisis realizado:

  • Alimento casero
  • Alimento industrial procesado
  • Mixto (mezcla de ambos)

El estudio mostró que los animales que recibieron diferentes alimentos caseros se beneficiaron de una mayor esperanza de vida. En el mismo se aclaraba que probablemente esto fuera como consecuencia de la calidad básica del alimento y su mejor absorción como alimento nutricional natural.

Receta ternera perroreceta pollo perro

También afirma que estas características pueden faltar en las conservas industriales, como consecuencia de los diversos tratamientos físicos (alta temperatura, liofilización, extrusión, flacidez …) o químicos (hidrólisis, aditivos alimentarios) y también la calidad básica de los ingredientes (calidad de la proteína básica, proteína vegetal para los animales carnívoros, vitamina, difícil de asimilar, baja digestibilidad, azúcar soluble presente en gran cantidad …)

En el mismo estudio, se habla de la alta sensibilidad (alergias e intolerancias) a la alimentación y los problemas dermatológicos derivados de ella, los cuales, dice, son motivos cada vez más frecuentes de visita al veterinario.

En esta investigación se afirma muy acertadamente a mi parecer que es fundamental para los que tenemos un amigo perruno “desarrollar un compromiso entre los derechos de los animales y las obligaciones del hombre. Entre nuestras obligaciones y la necesidad básica del animal. La evolución y los cambios correlacionados para el animal a lo largo de los años (cambio en la distribución de la vivienda, perros abandonados, reducción del tiempo dedicado a caminar) no puede hacernos descuidar las necesidades básicas nuestros amigos perrunos. Este compromiso requiere una mayor atención por parte del tutor para la nutrición de su compañero, incluso si la comida industrial enlatada brinda un confort adicional al tutor del perro”.

Esta última afirmación nos lleva una vez más a insistir en que una alimentación de calidad es clave para una buena salud, el bienestar de los perros, y por lo tanto su longevidad, por lo que tanto el estudio como nosotros consideramos este factor como uno de los más determinantes e indispensables.

 

Castrado/Esterilizado

 

El estudio evidencia cómo la esterilización eleva de forma significativa la edad media de fallecidos. Por lo que determina que la castración es un factor de protección para esta especie. La castración/ esterilización disminuye la influencia de las enfermedades relacionadas con las hormonas, como por ejemplo los tumores de mama e infecciones de útero (piometra) en las hembras o el carcinoma prostático o tumores testiculares en los machos.

 

Vive en jardín o campo VS Dentro de casa o en ciudad

 

Este parámetro no es significativo en el estudio, ya que considera que hay ventajas e inconvenientes en ambas partes, por lo que el factor en este caso se encuentra muy igualado.

La ciudad podría ser beneficiosa, por una parte, ya que siempre hay un veterinario disponible en las inmediaciones. Pero la contaminación y los accidentes callejeros son riesgos adicionales. Lo mismo se aplicará al campo. El perro correrá y desarrollará con más frecuencia sus actividades físicas pero el jardín también podría ser el origen de ciertas enfermedades infecciosas, bacterianas o parasitarias.

Ámbito familiar

 

Este parámetro tampoco lo consideran del todo significativo por falta de muestras representativas. La diferencia entre categorías no es relevante.

Se comparan 4 categorías:

  • Tutor hombre soltero
  • Tutor mujer soltera
  • Pareja sin hijos
  • Pareja con hijos

Dr Gerard LIPPERT and Bruno SAPY 

Esto lo intentan explicar, aun sin ser significativo, por el nivel de estrés que pueda sufrir el perro a lo largo de su vida.

 

Origen del perro

 

Las estadísticas tampoco son significativas para este parámetro. El lugar de la adquisición, no se pudo recordar en el momento de la muerte de varios perros.

No obstante, se considera que la consanguinidad en un criadero podría ser un factor importante en la transmisión de enfermedades hereditarias, siendo un factor de riesgo.

Y los perros menores de 6 meses no se contaron en el estudio, ya que son la población ideal para la transmisión de patologías infecciosas y esto reduciría la cifra promedio general.

FACTORES INTRÍNSECOS

Raza

 

La raza junto con el tamaño es uno de los parámetros intrínsecos del animal, que tiene mayor influencia en su esperanza de vida. Como muchos ya sabréis, los perros de raza pequeña son más longevos, por lo general, que los perros de raza mediana, y estos a su vez más que los de raza grande o gigante.

En el estudio se cogieron individuos de 74 razas. Se excluyeron los perros sin indicación de razas y mezcla de razas. Seleccionaron solo las razas con un mínimo de 10 representantes para obtener una edad promedio significativa y para no sobrecargar el gráfico.

La diferencia en la edad de los muertos es significativa, especialmente si comparamos los dos extremos. El caniche y las razas mixtas son los más longevos y el rottweiler el menos longevo. Se determinó que la selección racial inducida por el hombre, incluso siendo intrínseca al animal, modifica su esperanza de vida.

Tamaño y peso

 

La raza, aunque esté parcialmente marcada dentro de la herencia genética o genotipo del animal, también se ve influida por otros factores como el tamaño y el peso. Estos dos están relacionados con la raza del animal y tienen una gran influencia en esperanza de vida.

Para categorizar a cada raza con su tamaño se comparó la información contenida en la hoja de identificación de los perros junto con los estándares objetivos aceptados para el tamaño y peso de cada raza.

Si observamos el gráfico podemos ver que la esperanza de vida se mueve en la dirección opuesta al tamaño.

El estudio intenta explicar esto con los problemas osteoarticulatorios o incluso problemas cardíacos que se pueden encontrar con los perros grandes.

  • Pequeño: Caniche enano, Yorkshire…
  • Mediano: Border collie
  • Grande: Labrador, Pastor Alemán, Rottweiler
  • Muy grande: Mastín del pirineo, Gran Danés

Dr Gerard LIPPERT and Bruno SAPY

Por último, aclaran que, aunque el peso o la tendencia a la obesidad están influenciados por la dieta y la alimentación, es considerado un factor intrínseco del animal (la probabilidad de sobrepeso es mayor con ciertas razas como el labrador, el cairn terrier, etc) y está claro que cuanto mayor sobrepeso tenga un animal más corta será su esperanza de vida.

Siendo, además la obesidad (como ya hablamos en este otro post) un factor de riesgo muy importante para todas las patologías endocrinas como la diabetes, patologías cardiovasculares y patologías osteoarticulares como la displasia de cadera.

Otro estudio realizado con labradores, demostró que una alimentación controlada en cantidad, disminuía la tasa de obesidad y con ella, todas las patologías derivadas de la misma afectando favorablemente en la duración y calidad de vida de los perros.

 

CONCLUSION

Debemos actuar en los parámetros extrínsecos de los perros siempre que sea posible, ya que estos influirán directamente en la calidad de vida y el bienestar que nuestro perro puede esperar de nosotros.

La calidad de la alimentación que damos a nuestros perros es un pilar fundamental para su salud y bienestar. Démosle la importancia que se merece.

WhatsApp chat